Translate

martes, 13 de mayo de 2014

Al atardecer.



http://youtu.be/hVl0G1kImsU


…se sentía cansada, toda la tarde había estado arreglando las plantas del jardín, quitando hojas secas, abonando las flores, cortando rosas secas. Estaba ya todo recogido y limpio. 

El aroma de la madreselva lo inundaba todo. 

El sol caía poco a poco, ya no tenía la fuerza de al mediodía, su calor no quemaba, más bien era una suave caricia. 

Se asomó a la piscina de agua transparente que la invitaba a introducirse en ella. Sin pensarlo dos veces dejó las zapatillas atrás conforme andaba por el filo y se tiró al agua. Estaba tibia, nadó tranquilamente, y volviéndose de espalda  miró al cielo, y dio gracias a Dios por todo aquello. 

Pasado unos minutos, subió las escalerillas y  saliendo del agua, envolvió su cuerpo en una gran toalla esponjosa. 

Llevó la vista al horizonte y pudo ver a lo lejos, los álamos plateados que años atrás había plantado su marido, la brisa los mecía suavemente, parecían de plata.  Siempre le gustó ese tipo de árbol, álamo plateado, le dijeron que se llamaba la primera vez que los vio en su niñez y desde entonces soñó con tener alguna vez alguno.

Se dejó caer, todavía envuelta en la toalla, en un cómodo y tierno butacón y dijo para sí…”menos mal que nunca desee la luna, si no hoy la tendría atada a mi ventana.”                                 
                                                                                      Lu.
http://youtu.be/4BTm63NGPVU