Translate

viernes, 7 de febrero de 2014

Las Reglas de Dale Carnegie.




SEA UN LÍDER.

El trabajo de un líder consiste, entre otras cosas, en cambiar la actitud y conducta de su gente. Algunas sugerencias para lograrlo:

REGLA 1. 
Empiece con elogio y aprecio sincero. Siempre es más fácil escuchar cosas desagradables después de haber oído algún elogio.

REGLA 2. 
Llame la atención sobre los errores de los demás indirectamente.

REGLA 3. 
Hable de sus propios errores antes de criticar los de los demás. No es tan difícil escuchar una relación de los defectos propios si el que la hace empieza admitiendo humildemente que también él está lejos de la perfección. 
Admitir los propios errores, aún cuando uno no los haya corregido, puede ayudar a convencer al otro de la conveniencia de cambiar su conducta.

REGLA 4. 
Haga preguntas en vez de dar órdenes.
 Hacer preguntas no sólo vuelve más aceptables las órdenes, sino que con frecuencia estimula la creatividad de la persona a quien se le pregunta.

REGLA 5. 
Permita que la otra persona salve su propio prestigio.
 Sin pensar jamás que herimos el orgullo del prójimo. Aún cuando tengamos razón y la otra persona esté claramente equivocada, sólo haremos daño si le hacemos perder prestigio. “No tengo derecho a decir o hacer nada, escribió A. De Saint Exupéry, que disminuya a un hombre ante sí mismo. 
Lo que importa no es lo que yo pienso de él, sino lo que él piensa de si mismo. 
Herir a un hombre en su dignidad es un crimen.

REGLA 6. 
Elogie el más pequeño progreso y, además, cada progreso. 
Sea “caluroso en su aprobación y generoso en sus elogios”. “El elogio es como la luz del sol para el espíritu humano; no podemos florecer y crecer sin él. Y aún así, aunque casi todos estamos siempre listos para aplicar a la gente el viento frío de la crítica, siempre sentimos cierto desgano cuando se trata de darle a nuestro prójimo la luz cálida del elogio” comento el psicólogo Jess Leir. 
Las capacidades se marchitan bajo la crítica; florecen bajo el estímulo.

REGLA 7. 
Atribuya a la otra persona una buena reputación para que se interese en mantenerla.

REGLA 8. 
Aliente a la otra persona. Haga que los errores parezcan fáciles de corregir.


REGLA 9. 
Procure que la otra persona se sienta satisfecha de hacer lo que usted sugiere.


Dale Carnegie, seudónimo de Dale Breckenridge Carnegie, nació el 24 de noviembre de 1888. 

Fue un empresario y escritor estadounidense de libros de autoayuda.

Carnegie fue promotor de lo que en la actualidad se conoce como asunción de responsabilidades, aunque esto sólo aparece puntualmente en sus escritos. 

Una de las ideas centrales de sus libros es que resulta posible cambiar el comportamiento de los demás si cambiamos nuestra actitud hacia ellos.

Murió de la enfermedad de Hodgkin el 1 de noviembre de 1955 y fue enterrado en el cementerio de Belton en el Condado de Cass, Missouri.