Translate

martes, 31 de diciembre de 2013

Gustave Flaubert




"Sé regular y ordenado en tu vida para poder ser violento y original en tu trabajo."


Hasta la vista...






Inspiración.




"Si no lo dices nadie podrá repetirlo...si no lo haces, nadie podrá inspirarse."



Pedro Prado




"Nadie escoge a su amor,
nadie el momento,
ni el sitio,
 ni el lugar,
ni la persona..."



Nochevieja.







Justo después de tomar las 12 uvas...




Dice la leyenda que se empezará el año nuevo con mucha suerte si se brinda a las 00:00 y en la copa de champán hay una sortija, si estás subido a una silla y al terminar las campanadas pisas con el pie derecho y si se lleva algo íntimo de color rojo...




Sueños.




Necesito un despertador que sepa cuales sueños arruinar y cuales no.




Jacinto Benavente




"Cuando no se piensa lo que se dice, es cuando se dice lo que se piensa."


lunes, 30 de diciembre de 2013

Ponte guapa...








Ponte guapa, viste de fiesta el último día del año...y dale la bienvenida al 2014.

Baila, ríe, brinda porque venga lleno de cosas buenas.

Felicidades a todos los que me habéis acompañado en este año, espero que sigáis por aquí...





Boca que arrastra mi boca




                         Boca que arrastra mi boca,
boca que me has arrastrado,
boca que vienes de lejos
a iluminarme de rayos.

Alba que das a mis noches
un resplandor rojo y blanco.
Boca poblada de bocas:
pájaro lleno de pájaros.
Canción que vuelve las alas
hacia arriba y hacia abajo.
Muerte reducida a besos,
a sed de morir despacio,
das a la grama sangrante
dos tremendos aletazos.
El labio de arriba el cielo
y la tierra el otro labio.

Beso que rueda en la sombra:
beso que viene rodando
desde el primer cementerio
hasta los últimos astros.

Astro que tiene tu boca
enmudecido y cerrado,
hasta que un roce celeste
hace que vibren sus párpados

Beso que va a un porvenir
de muchachas y muchachos,
que no dejarán desiertos
ni las calles ni los campos.
¡Cuánta boca ya enterrada,
sin boca, desenterramos!

Bebo en tu boca por ellos
brindo en tu boca por tantos
que cayeron sobre el vino
de los amorosos vasos.
Hoy son recuerdos, recuerdos
besos distantes y amargos.

Hundo en tu boca mi vida,
oigo rumores de espacios,
y el infinito parece
que sobre mí se ha volcado.

He de volver a besarte,
he de volver.Hundo, caigo,
mientras descienden los siglos
hacia los hondos barrancos
como una febril nevada
de besos enamorados.

Boca que desenterraste
el amanecer más claro
con tu lengua. Tres palabras,
tres fuegos has heredado:
vida, muerte, amor. Ahí quedan
escritos sobre tus labios.



Barbara Kingsolver




"La memoria es algo complicado. Es pariente de la verdad,  pero nunca su hermana gemela."                         




A. Jodorowsky.




"Justicia es darse a sí mismo lo que uno merece.
Aprender a recibir es tan difícil como aprender a dar."





José Saramago




"Sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir."


Amor y...




Con amor y respeto la convivencia es posible. Ama y respeta a tu pareja, es la única fórmula para ser feliz todos los días de vuestra vida.




domingo, 29 de diciembre de 2013

Uñas de fiesta...








Para festejar.




Aquí tenéis una idea muy simple pero a la vez muy coquetona de adornar platos de un solo uso, para galletas o dulces.

Lo encontré curioseando por internet...pensé, que haríamos sin la red!!!
Siempre dije que internet era una ventana al mundo, pero en realidad es un mundo en mi escritorio.

Todo y de todo encontramos aquí, maravillosos y lejanos países...lugares de ensueño, ideas para vestir, cocinar, leer, consejos, arreglar, etc. Hasta amistades perdidas en el tiempo y amistades nuevas y estupendas.

Ya no recuerdo cuando no exitía esto de internet, qué es lo que hacíamos en aquel lejano tiempo????

                                                     Foto bajada de internet.

También encontré esto....
-rebanada de pan de centeno calentita, sin llegar a estar tostada del todo, 
-trozo de manzana pasada por la sartén con un poco de azúcar morena, 
-una hoja de espinaca, sal una gotita de aceite sobre ella, 
-queso tipo Philadelphia y una lonchita de salmón ahumado.

                                        DELICIOSO!!!


Luis de Góngora y Argote - Amarrado al duro banco... (fragmento)






                              Amarrado al duro banco
                              de una galera turquesca,
                              ambas manos en el remo
                              y ambos ojos en la tierra,
                              un forzado de Dragut
                              en la playa de Marbella
                              se quejaba al ronco son
                              del remo y de la cadena:

                            "¡Oh sagrado mar de España,
                                 famosa playa serena,
                                teatro donde se han hecho
                                cien mil navales tragedias!,
                                pues eres tú el mismo mar
                                que con tus crecientes besas
                                las murallas de mi patria,
                                coronadas y soberbias,
                                tráeme nuevas de mi esposa,
                                y dime si han sido ciertas
                                las lágrimas y suspiros
                                que me dice por sus letras,
                                 porque si es verdad que llora
                                 mi cautiverio en tu arena,
                                 bien puedes al mar del Sur
                                 vencer en lucientes perlas.
                                 Dame ya, sagrado mar,
                                 a mis demandas respuesta,
                                 que bien puedes, si es verdad
                                 que las aguas tienen lengua,
                                  pero, pues no me respondes,
                                  sin duda alguna que es muerta,
                                  aunque no lo debe ser,
                                  pues que vivo yo en su ausencia.
                                 ¡Pues he vivido diez años
                                 sin libertad y sin ella,
                                 siempre al remo condenado
                                 a nadie matarán penas!"


                                    En esto se descubrieron
                                    de la Religión seis velas,
                                    y el cómitre mandó usar
                                    al forzado de su fuerza.
                                    La desgracia del forzado,
                                    y del corsario la industria,
                                    la distancia del lugar
                                    y el favor de la Fortuna,
                                    que por las bocas del viento
                                    les daba a soplos ayuda
                                    contra las cristianas cruces
                                     a las otomanas lunas,
                                     hicieron que de los ojos
                                     del forzado a un tiempo huyan,
                                     dulce patria, amigas velas,
                                     esperanzas y ventura.
                                     Vuelve, pues, los ojos tristes
                                     a ver cómo el mar le hurta
                                     las torres, y le da nubes,
                                     las velas, y le da espumas.
                                     Y viendo más aplacada
                                     en el cómitre la furia,
                                     vertiendo lágrimas, dice,
                                     tan amargas como muchas:


             "¿De quién me quejo con tan grande extremo,
                       si ayudo yo a mi daño con mi remo?

                                        Ya no esperen ver mis ojos,
                                        pues ahora no lo vieron,
                                        sin este remo las manos,
                                        y los pies sin estos hierros,
                                        que en esta desgracia mía
                                        Fortuna me ha descubierto
                                        que cuantos fueron mis años
                                        tantos serán mis tormentos.

            ¿De quién me quejo con tan grande extremo,
                  si ayudo yo a mi daño con mi remo?

                                        Velas de la Religión,
                                        enfrenad vuestro denuedo,
                                        que mal podréis alcanzarnos
                                        pues tratáis de mi remedio.
                                        El enemigo se os va,
                                        y favorécele el tiempo
                                        por su libertad no tanto
                                        cuanto por mi cautiverio.


        ¿De quién me quejo con tan grande extremo,
                   si ayudo yo a mi daño con mi remo?


                                   Quedaos en aquesa playa,
                                   de mis pensamientos puerto;
                                   quejaos de mi desventura,
                                   y no echéis la culpa al viento.
                                   Y tú, mi dulce suspiro,
                                   rompe los aires ardiendo,
                                   visita a mi esposa bella,
                                   y en el mar de Argel te espero.


        ¿De quién me quejo con tan grande extremo,
                  si ayudo yo a mi daño con mi remo?"




Alfonsina Storni




"Si hoy volvieras con los ojos cargados de promesas, con las manos cargadas de caricias; Si hoy volvieras con la mente ya limpia de traiciones, con el alma ya limpia de rencores, ¿qué podría yo darte? Tu imagen se ha borrado de mi mente y tengo una alma nueva cada día... Si hoy volvieras , serías en mi vida un pobre extraño..... Para el perdón, el tiempo no ha corrido, para poder amarte es ya muy tarde."



Palabras.




"Las palabras son tan livianas como el viento...
pero tienen un poder tan grande 
como el universo, que con una
 palabra se puede vivir y por una palabra se puede morir."





Pareja feliz.






La Cenicienta.





Hubo una vez, hace mucho, mucho tiempo una joven muy bella, tan bella que no hay palabras para describirla. 
Se llamaba Cenicienta

Cenicienta era pobre, no tenía padres y vivía con su madrastra, una mujer viuda muy cascarrabias que siempre estaba enfadada y dando ordenes gritos a todo el mundo.

Con la madrastra tambien vivían su dos hijas, que eran muy feas e insoportables.Cenicienta era la que hacía los trabajos más duros de la casa, como por ejemplo limpiar la chimenea cada día, por lo que sus vestidos siempre estaban sucios o manchados de ceniza, por eso las personas del lugar la llamaban cenicienta. 

Cenicienta apenas tenia amigos, solo a dos ratoncitos muy simpáticos que vivían en un agujero de la casa.

 Un buen día, sucedió algo inesperado; el Rey de aquel lugar hizo saber a todos los habitantes de la región que invitaba a todas las chicas jóvenes a un gran baile que se celebraba en el palacio real.

El motivo del baile era encontrar una esposa para el hijo del rey, para casarse con ella y convertirla en princesa.

La notícia llego a los oidos de cenicienta y se puso muy contenta. 
Por unos instantes soñó con que sería ella, la futura mujer del principe. La princesa!

Pero, por desgracia, las cosas no serían tan fáciles para nuestra amiga cenicienta.

La madrastra de cenicienta le dijo en un tono malvado y cruel: - Tú Cenicienta, no irás al baile del principe, porque te quedarás aquí en casa fregando el suelo, limpiando el carbón y ceniza de la chimenea y preparando la cena para cuando nosotras volvamos.

Cenicienta esa noche lloró en su habitación, estaba muy triste porque ella quería ir al baile y conocer al príncipe.

Al cabo de unos dias llegó la esperada fecha: el día del baile en palacio

Cenicienta veía como sus hermanastras se arreglaban y se intentaban poner guapas y bonitas, pero era imposible, porque eran muy feas de tan malas que eran pero sus vestidos eran muy bonitos.

Al llegar la noche, su madrasta y hermanastras partieron hacia el palacio real, y cenicienta, sola en casa, una vez más se puso a llorar de tristeza.

Entre llanto y llanto, dijo en voz alta: - ¿Por qué seré tan desgraciada? 
Por favor, si hay algun ser mágico que pueda ayudarme.. decía cenicienta con desesperación.

De pronto, sucedió algo increible; se le apareció un hada Madrina muy buena y muy poderosa.

Y con voz suave, tierna y muy agradable le dijo a cenicienta; - No llores más, te ayudaré.

De verdad ? dijo cenicienta un poco incrédula pero como vas a ayudarme ? no tengo ningun vestido bonito para ir al baile y mis zapatos estan todos rotos!

La hada madrina sacó su varita mágica y con ella toco suavemente a cenicienta, y al momento...oh!, que milagro! un maravilloso vestido apareció en el cuerpo de cenicienta, así como también unos preciosos zapatos.

Ahora ya puedes ir al baile de palacio cenicienta, pero ten en cuenta una cosa muy importante: tu vestido a las 12 de la noche volverá a ser los harapos que llevas ahora.

Hay algo más que debes saber, delante de la casa te espera un carruaje que te llevará al gran baile en palacio, pero a las 12 de la noche, se transformará en una calabaza!. Bien, dijo cenicienta, ya soy feliz, solo por poder ir al baile.



Cuando cenicienta llego al palacio, causo mucha impresion a todos los asistentes, nadie nunca habia visto tanta belleza.

El principe, no tardó en darse cuenta de la presencia de esa joven tan bonita. Se dirigió hacia ella y le preguntó si queria bailar.

 Cenicienta, dijo si!, claro que sí! Y estuvieron bailando durante horas y horas.

Las hermanastras de cenicienta no la reconocieron, debido a que ella siempre iba sucia y llena de ceniza, incluso se preguntaban quién sería aquella chica tan preciosa.

Pero de repente...oh!, dijo cenicienta, son casi las 12 de la noche, mi vestido esta a punto de convertirse en una ropa sucia, y el carruaje se transformará en una calabaza!

- ¡Oh, Dios mío! ¡Tengo que irme! le dijo al príncipe que estaba en sus brazos bailando.

Salió a toda prisa del salón de baile  bajó la escalinata hacia la salida de palacio perdiendo en su huída un zapato, que el príncipe encontró y recogió.


 A partir de ese momento, el príncipe ya sabía quien iba a ser la futura princesa, la joven que había perdido el zapato!, pero..caramba!, exclamó el príncipe, pero si no se ni como se llama, y mucho menos donde vive!

 Para encontrar a la bella joven, el principe ideó un plan. 
Se casaría con aquella que pudiera calzarse el zapato.

Envió a sus sirvientes a recorrer todo el reino. Todas las jovenes, chicas y mujeres se probaban el zapato, pero no había ni una a que pudiera calzarse el zapato.

Al cabo de unas semanas, los sirvientes de palacio llegaron a casa de Cenicienta.

La madrastra llamó a sus feas hijas para que probasen el zapato, pero evidentemente no pudieron calzar el zapato.

Uno de los sirvientes del principe vio a cenicienta en un rincon de la casa, y exclamo: -eh!, tu tambien tienes que provarte el zapato!

La madrastra y sus hijas dijeron: -por favor!, como quiere usted que cenicienta sea la chica que busca el principe?, ella es pobre, siempre esta sucia y no fue a la fiesta de palacio!



Pero cuando cenicienta se puso el zapato y le encajo a la perfección todos los presentes se quedaron de piedra!
Inmediatamente la llevaron a palacio y a los pocos dias se casó con el príncipe.


 Nunca más volvió con su madrastra, vivió  feliz en palacio hasta el último de sus días.


                                                        FIN.


Artistas en lo suyo...








Jack London.






Johann Kaspar Lavater.




"Desconfía de la persona que lo ve todo bien, y de aquel que lo ve todo mal..."


Y de repente




Y de repente te había olvidado
Ya no recordaba tu aroma
Ya no recordaba tus besos
Ya no recordaba el sonido de tu voz.
Ya no me dolías
Ya no me desvelabas
Ya no me atormentabas.
Ya eras pasado;
ya te había olvidado.


Aldous Huxley.




"Lo que es indispensable no es necesariamente deseable. Lo que es demostrablemente bueno en la esfera de la economía puede distar de ser bueno para los hombres y mujeres como seres humanos."