Translate

miércoles, 30 de abril de 2014

Rocío Jurado !"Qué no daría yo"





Qué no daría yo por empezar de nuevo
A pasear por la arena de esa playa blanca
Qué no daría yo por escuchar de nuevo
Y esa niña que llega tarde a casa.
Y escucahar ese grito de mi madre
Pregoonando mi nombre en la ventana
Mientras yo deshojaba primavera
Por la calle mayor y por la plaza.

Qué no daría yo por empezar de nuevo
Para contar estrellas desde mi ventana
Vestirme de faralaes y pasear la feria
Para sentir el beso de la madrugada.

Y volar a los brazos de mi pare
Y sentir ese brillo en la mirada
Para luego alejarme lentamente
A un tablao a bailar por sevillanas.

Qué no daría yo por escaparme
A un cine de verano y una tarde
Y me dieran el primer beso de amor
Qué no daría yo por sentarme
Junto a él en ese parque
Viendo cómo se ponía el sol.

Qué no daría yo ay por sentarme
Y junto a él en ese parque
Y oyendo el ruido del mar

Y oyendo el ruido del mar.

http://youtu.be/sGdu4Lg9xvM


Dos días.




Hay dos grandes días en la vida de una persona, el día que nace y el día que descubre para qué.


Recuerdos.





martes, 29 de abril de 2014

Simone De Beauvoir.




El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos.


Nietzsche.




"Nada os pertenece en propiedad más que vuestros sueños."



Iluminemos...




       Iluminemos nuestras noches con una buena lectura...


Benedicto XVI




Un hombre de conciencia es aquel que no compra progreso, tolerancia, consenso, bienestar, reputación o aprobación pública renunciando a la verdad.



Picoteo.




Lo acabo de ver en Facebook, que idea tan buena!!!

Y muy fácil...los pimientos abiertos por la mitad, los rellenamos con un poco de queso tipo Philadelphia, encima una salchicha o si preferimos un choricito. Lo envolvemos en bacón ahumado y ponemos en el horno. Esto tiene que estar riquísimo, esta semana lo probaré...y tú, te animas????

Los siete bultos.





Estaba un hombre sentado en un banco de una plaza donde siempre acostumbraba a quedarse por algún tiempo.

Se relajaba mirando los árboles al sol y al viento, las palomas en búsqueda de alimentos, los ambulantes vendiendo baratijas, los pájaros haciendo nidos, los niños jugando, las campanas de la iglesia repicando, viejecitos jugando a los dados y al dominó.

Súbitamente se vio rodeado por siete bultos de rostros cubiertos, y uno de ellos le dijo:
- Nosotros somos moradores del futuro.
- Y que me vienen a decir? – pregunto él, sintiéndose incómodo.
Así, uno a uno comenzó a decir:
1º – Yo soy una tormenta: un día podré llevar todo lo que posees.
2º – Yo soy el Hambre: un día podré llegar y conocerás uno de los mayores dolores que sufre el mundo.
3º – Yo soy el desempleo: un día podré visitarte y no sabrás cómo sobrevivir.
4º – Yo soy un incendio: un día podré dejarte sin techo y sin abrigo.
5º – Yo soy la melancolía: un día podré alcanzarte y perderás las ganas de vivir.
6º – Yo soy la soledad: un día podré golpear tu puerta y no tendrás compañeros para oírte o para conversar.
7º – Yo soy la vejez: cuando Yo llegue, estarás vacío, enfermo y sin metas.

De repente, como en un torbellino, los siete bultos hablaban al mismo tiempo, atropelladamente. 

Poniéndose a respirar hondo, al rato fue reaccionando y, como en un pase de magia, él pudo ver los rostros de los siete bultos. El hombre, antes relajado y tranquilo, comenzó a temblar. Eran exactamente iguales a él!  con decisión, dijo:
- Paren! Ustedes son ladrones de paz! Son asaltantes de mentes distraídas! Ustedes son YO mismo! Son mis pensamientos! Ustedes no viven en el futuro! Viven en mi cabeza, pero en ella soy YO quién manda!

Y prosiguió:
- Aquí aprendí con los árboles que la renovación es posible después de tener sus hojas caídas.

- Aquí aprendí con las palomas que siempre habrá más alimento que palomas hambrientas.

- Aquí aprendí con los vendedores ambulantes que el empleador no siempre es indispensable y que siempre habrá medios para sobrevivir.

- Aquí aprendí con los pájaros que, por cada nido derrumbado, nuevos nidos pueden ser construidos.

- Aquí aprendí con los niños que no es necesario ningún esfuerzo para ser feliz y querer vivir.

- Aquí aprendí con el tañir de las campanas que, por más solos que estemos, siempre habrá alguien para escucharnos.

- Y aquí aprendí con los viejitos, que es posible alcanzar las metas aunque sea venciendo en una apuesta de dados o en un juego de dominó.

Poco a poco aquellos siete bultos fueron cambiando sus pesadas expresiones y, abriendo suaves sonrisas, dijeron:
1º – Yo soy la Prosperidad.
2º – Yo soy la Abundancia.
3º – Yo soy el Progreso.
4º – Yo soy la Seguridad.

5º – Yo soy la Alegría.


J. Perich





Sacrificio de madre.





Un joven fue a solicitar un puesto en una empresa grande. Pasó la entrevista inicial y ahora iba a conocer al director para la entrevista final. El director vio en su CV sus logros académicos y eran excelentes. 

Y le preguntó: " ¿Recibió alguna beca en la escuela?" el joven respondió "no".
"¿Fue tu padre quien pagó tu colegiatura? "
" Mi padre murió cuando yo tenía un año de edad, fue mi madre la que pagó. "-respondió.
"¿Dónde trabaja tu madre? "
"Mi madre trabajaba lavando ropa."

El director pidió al joven que le mostrara sus manos . El joven mostró un par de manos suaves y perfectas.
"¿Alguna vez has ayudado a tu madre a lavar la ropa? "
"Nunca, mi madre siempre quiso que estudiara y leyera más libros. Además, mi madre puede lavar la ropa más rápido que yo.
El director dijo: "Tengo una petición: cuando vayas a casa hoy, ve y lava las manos de tu madre, y luego ven a verme mañana por la mañana."

El joven sintió que su oportunidad de conseguir el trabajo era alta. Cuando regresó a su casa le pidió a su madre que le permitiera lavar sus manos. Su madre se sintió extraña, feliz pero con sentimientos encontrados y mostró sus manos a su hijo.

El joven lavó las manos de su madre poco a poco. Rodó una lágrima al hacerlo. Era la primera vez que se daba cuenta de que las manos de su madre estaban tan arrugadas y tenían tantos moratones. Algunos hematomas eran tan dolorosos que su madre se estremeció cuando él la tocó.
Esta fue la primera vez que el joven se dio cuenta de lo que significaban este par de manos que lavaban la ropa todos los días para poder pagar sus estudios. Los moretones en las manos de la madre eran el precio que tuvo que pagar por su educación, sus actividades de la escuela y su futuro.

Después de limpiar las manos de su madre, el joven se puso a lavar en silencio toda la ropa que faltaba.
Esa noche, madre e hijo hablaron durante un largo tiempo.
A la mañana siguiente, el joven fue a la oficina del director.
El director se dio cuenta de las lágrimas en los ojos del joven cuando le preguntó: "¿Puedes decirme qué has hecho y aprendido ayer en tu casa?"
El joven respondió: "lavé las manos de mi madre y también terminé de lavar toda la ropa que quedaba"
"Ahora sé lo que es apreciar, reconocer. Sin mi madre, yo no sería quien soy hoy. Al ayudar a mi madre ahora me doy cuenta de lo difícil y duro que es conseguir hacer algo por mi cuenta. He llegado a apreciar la importancia y el valor de ayudar a la familia.

El director dijo: "Esto es lo que yo busco en un gerente. Quiero contratar a una persona que pueda apreciar la ayuda de los demás, una persona que conoce los sufrimientos de los demás para hacer las cosas, y una persona que no ponga el dinero como su única meta en la vida". "Estás contratado".

Un niño que ha sido protegido y habitualmente se le ha dado lo que él quiere, desarrolla una "mentalidad de tengo derecho" y siempre se pone a sí mismo en primer lugar. 

Ignoraría los esfuerzos de sus padres. Si somos este tipo de padres protectores ¿realmente estamos demostrando el amor o estamos destruyendo a nuestros hijos?


Puedes dar a tu hijo una casa grande, buena comida, clases de piano, ver en una gran pantalla de televisión. 
Pero cuando estás cortando el césped, por favor que también lo experimente. 
Después de comer que lave sus platos junto con sus hermanos y hermanas. No es porque no tengas dinero para contratar quien lo haga, es porque quieres amarlos de la manera correcta. 

No importa cuán rico seas, lo que quieres es que entienda. Un día tu pelo tendrá canas, igual que la madre de ese joven. Lo más importante es que tu hijo aprenda a apreciar el esfuerzo y tenga la experiencia de la dificultad y aprenda la habilidad de trabajar con los demás para hacer las cosas."


Gordon B. Hinckley.




"Si los maridos y las esposas recalcaran más las virtudes que ven en el otro y menos los defectos, habría menos corazones destrozados, menos lágrimas, menos divorcios y mucha más felicidad en los hogares de nuestros pueblo."



Conformismo.




Si uno se pone de pie y lo toman en cuenta, puede ser derribado de un puñetazo.

Pero recuerda esto, un hombre derribado por su contrincante puede volver a levantarse.

Un hombre derribado por el conformismo jamás vuelve a alzar la cabeza.


Cien veces.




Cien veces al día me recuerdo a mí mismo que mi vida interior y exterior se alimentan de los esfuerzos de otros hombres, vivos y muertos, y que debo afanarme por dar en la misma medida en que he recibido.


W. Shakespeare.




"El infierno está vacío, todos los demonios están aquí."





Oportunidad.






lunes, 28 de abril de 2014

Es mucho...




Es mucho más relevante que te conozcas a ti mismo que darte a conocer a los demás.


sábado, 26 de abril de 2014

Huellas.





"El hombre deja todo tipo de huellas a su paso por la vida.

Algunas, como los hijos y el hogar, pueden verse, otras no, como en el caso de las huellas que va dejando en los demás, la ayuda que les presta y lo que les dice: los chistes, los comentarios hirientes, las palabras de aliento.

El ser humano nunca reflexiona acerca de esto, pero allí por donde pasa deja algún tipo de impronta.

Es la suma de todas sus huellas lo que define a un hombre."


Máscaras.





Nadie es un dechado de armonía. Todos tenemos algo, o nos sentimos limitados por algo.  

Todos necesitamos a alguien con quien hablar.

Sería estupendo que pudiéramos hablarnos los unos a los otros, no sólo parlotear, sino " hablar " verdaderamente.

No deberíamos tener miedo de hablar, porque a casi todos los humanos les agrada ese contacto.

Si nos mostramos vulnerables ante los demás, ellos se sienten a su vez en libertad de mostrarse vulnerables.

Es muchísimo más fácil estar juntos cuando nos quitamos las máscaras.


Silencio.




El silencio, se es deliberado, resulta artificial e irritante; pero el silencio inconsciente brinda compañía humana sin aburrimiento.


Marco Aurelio.






De uñas!







Peter Pan.






jueves, 24 de abril de 2014

Sé tú.






En el camino...






Frutas con chocolate.




Es bien fácil...sólo seguir los pasos que se ven en la foto. Tan sólo deciros que es muy fácil, rápido de hacer y en especial para los peques que coman poca fruta. 

También se puede hacer con fresa, sandía, plátano y cualquier fruta que se os ocurra. 
Además de estar riquísimo, queda muy bonito.  Manos a la obra!!!


Lluvia.






Soledad.






miércoles, 23 de abril de 2014

Marcel Prévost






Montesquieu.






Marcel Prévost.






Marcel Prévost.





Eugène Marcel Prévost,  fue un novelista y dramaturgo francés nacido en París,  el 1 de mayo de 1862.  

Fue electo miembro de la Academia Francesa para el asiento número 9, que había sido de Victorien Sardou.

Murió el  8 de abril de 1941. 


SE BUSCA,,,






Valores.






Parecidos.






martes, 22 de abril de 2014

Desafíos.






COKTEL MIMOSA




INGREDIENTES:

 0.08 l. cava

200 gr. zumo de naranja


 CÓMO PREPARARLO:

 Vertemos el zumo de naranja frío, hasta la mitad de la copa y terminamos de rellenar la copa con el cava que debe de estar muy frío, sirviéndolo poco a poco para evitar que se desborde. 

Decorar el borde de la copa con los gajos de naranja.
También le podéis poner dentro de cada copa una guinda en almíbar roja o verde.

  

Vestido playero.




Una camisa grande, imaginación, juventud y buen tipo!!! Cuando tienes estos ingredientes, todo queda perfecto!!!


Esas cabezas!