Translate

sábado, 26 de abril de 2014

Máscaras.





Nadie es un dechado de armonía. Todos tenemos algo, o nos sentimos limitados por algo.  

Todos necesitamos a alguien con quien hablar.

Sería estupendo que pudiéramos hablarnos los unos a los otros, no sólo parlotear, sino " hablar " verdaderamente.

No deberíamos tener miedo de hablar, porque a casi todos los humanos les agrada ese contacto.

Si nos mostramos vulnerables ante los demás, ellos se sienten a su vez en libertad de mostrarse vulnerables.

Es muchísimo más fácil estar juntos cuando nos quitamos las máscaras.