Translate

miércoles, 28 de mayo de 2014

Insultos.




La única forma elegante de aceptar un insulto es hacer caso omiso de él. Si no puedes pasarlo por alto, supéralo; si no puedes superarlo, ríete de él; si no puedes reirte de él, probablemente el insulto es merecido.