Translate

domingo, 20 de julio de 2014

Tres velocidades.



El matrimonio se parece a un automóvil de tres velocidades.
Las velocidades son: afecto, amistad y amor.
No conviene forzar la transmisión y pasar directamente  la  tercera. 
Es preciso avanzar poco a poco. 
El fundamento del amor es el respeto, y este se adquiere a través del afecto y la amistad.