Translate

martes, 5 de agosto de 2014

Proverbio alemán




La felicidad, como el arco iris, no se ve nunca sobre la casa propia, sino sólo sobre la ajena.