Translate

sábado, 29 de marzo de 2014

La felicidad.






"Cada vez más convencida, la Felicidad como tal no existe.

Existe la Plenitud. La Plenitud de mi corazón.
Y mi corazón se llena cuando mi cuerpo se vacía.
Se vacía de valoraciones, juicios, críticas...
tan normales en esta “sociedad”.

En mi vida lo compruebo: “ Si pienso en mi, me siento, insatisfecha... algo me falta.

En cambio, cuando dejo que mi vida transcurra
sin objetivos, eso si, unida a Dios, confiando plenamente, noto que me siento Plena y todo fluye con facilidad.

Claro que, después me cuesta actuar en la “vida.”

Y ahí estamos, a equilibrar la Balanza y sentirme plena en todo momento, haga lo que haga, esté donde esté.

Si Dios es la energía que lo envuelve todo,sin duda, me envolverá allá donde me encuentre."