Translate

domingo, 10 de mayo de 2015

Sergio Makaroff





"La próxima vez te aseguro será muy distinto,
todo será diferente la próxima vez.
No pienso entregarme atado de pies y de manos,
nada de ojos vendados la próxima vez.

La próxima vez que me líe seré superfrío,
seré escurridizo, distante y calculador.
Le daré una de cal y otra de arena
para que sepa que nadie se instala en mi corazón.

En casa habrá un solitario cepillo de dientes,
despatarrado en la cama diré "qué placer".
Nada de escenas de celos ni de explicaciones,
nada de yo soy tu hombre y tú mi mujer.

La próxima vez mantendré una distancia prudente,
será un intercambio pactado, placer por placer.
Llevaré a mi corazón con la rienda muy corta,
no sea que se me desboque y se lance a correr.

La próxima vez mostraré un frente ultracompacto,
seré reservado hasta el punto de la instrospección,
lacónico, hermético, dueño de mi silencio...
mejor no darle al enemigo información.

Palabras bonitas, ok, pero con cuentagotas.
Regalos sorpresa... tal vez una lata de atún,
porque no quiero volver a pasar por lo que estoy pasando,
no quiero acabar con el alma al nivel del betún.

La próxima vez...
La próxima vez...
¿Pero a quien, a quien, a quien quiero engañar?
Sé que voy a volver a caer
en la trampa más dulce y mortal,
porque así es mi manera de ser
me voy a volver a enamorar.
La próxima vez...
La próxima vez...
La próxima vez..."