Translate

sábado, 12 de abril de 2014

Café.




Una estupenda idea para los amantes del café. Para cuando os apetezca tomar café frío y no queráis aguarlo, tened hechos cubitos de café en vez de los de agua. 
Para ello tan sólo tenéis que hacer una buena jarra de café y antes de que se enfríe añadirle el azúcar o la sacarina que os guste, una vez a temperatura de ambiente,  verterlo en la bandeja de hacer hielo. 
Meter en el congelador y listo.
Una vez congelado, lo podéis usar para lo que os apetezca...para añadir a un vaso de leche fría,  para el café o combinado con lo que queráis.