Translate

martes, 8 de abril de 2014

Tu vida.




Cada día es un nuevo comienzo, otra oportunidad.

¿Para qué desperdiciarla con autocompasión, indolencia y egoísmo?

Saboreemos este nuevo día, disfrutemos del sabor de su libertad. Aspiremos profundamente el aire de la mañana y embriaguémonos con la fragancia de la oportunidad.

Pasemos los dedos por la columna vertebral de esas inapreciables veinticuatro horas, y sintamos su vibrante energía.

La vida es la materia prima, y nosotros, los artesanos. 

Podemos hacer de nuestra existencia una hermosa escultura o degradarla hasta convertirla en un espantajo.