Translate

lunes, 9 de junio de 2014

Enfermedad incurable.




"Aunque el amor es una enfermedad incurable, no se desespere.

Si sobrevive en las fases agudas, puede esperar que el amor pierda gran parte de su virulencia y que, con el tiempo, termine por consumirse.

Y debe alegrarse de que así ocurra, porque las prolongadas fiebres de un crónico e imperecedero amor pueden provocar la muerte prematura...por agotamiento.

Hasta entonces, siga esta recomendación, duchas frías y tres vueltas alrededor de la manzana para proporcionar alivio inmediato de las insatisfacciones del amor."